Lauriston Yrvin

El Dinero: Catedral de Nubes

INTRODUCCION:
En este mundo decorada, adornada y embellecida con la hipocresía, la picardía y la mezquindad, muchas cosas esenciales de la vi

Plus de détails

104604

Reliures : Dos carré collé

Formats : 14,8x21 cm

Pages : 61

Impression : Noir et blanc

En achetant ce produit, vous pouvez collecter jusqu'à 1 point de fidélité. Votre panier totalisera 1 point pouvant être transformé(s) en un bon de réduction de 0,20 €.


  • Papier
    11€03
  • PDF
    6€00

- +

Ajouter à ma liste d'envies

Livraison suivie
Livraison suivie
Paiement sécurisé
Paiement sécurisé
Notre engagement
Notre engagement

Envoyer à un ami
El Dinero: Catedral de Nubes
El Dinero: Catedral de Nubes
INTRODUCCION:
En este mundo decorada, adornada y embellecida con la hipocresía, la picardía y la mezquindad, muchas cosas esenciales de la vi

Autour de Lauriston Yrvin

Découvrir Lauriston Yrvin
Ses ouvrages
Résumé
INTRODUCCION:
En este mundo decorada, adornada y embellecida con la hipocresía, la picardía y la mezquindad, muchas cosas esenciales de la vida no son estampadas y sin tabúes, estereotipos, clichés. Sin embargo, el amor, el sexo y el dinero para mencionar sólo los que no están a salvo de la gran cantidad de las prohibiciones impuestas por la sociedad cobarde y vergonzosa, pero que son indispensablemente quintaesencia y aromas incondicionales aventura telúricas. Nadie puede hacer sin siquiera si pretendemos estar un poco lejos de razones para mostrar moralista y conformista con picardía.
Y este libro titulado "El dinero: una catedral Nubes" pintó un cuadro triste de nuestra manera cuidadosa a diario para dar sentido a las cosas. Presenta la realidad vivible que el dinero juega un papel importante en el desarrollo social de todos los pueblos, de toda sociedad y de la nación de una manera u otra. Algunos ven el dinero como una licencia para vivir, para sobrevivir, para hacerse un nombre, rangos sociales, nobleza. Otros lo ven como un misterio, una fuente, un comandante que en realidad le da esa orden, el establecimiento, el cambio, la transformación, entre otros, una catedral de nubes, etc. Todo el dinero es una supervivencia económica diaria sin brújula, que no deja una sorpresa para una cosa tan sucia que hay que deshacerse de la ambigüedad que es difícil de describir. Para otros, es el que se encarga de que el dolor y las heridas del consorcio, la empresa instalada o proyectada.
A pesar de todos estos tipos de piel, estas trivialidades, estos negatrones sobre el dinero: ¿Es realmente responsable de irregularidades, los paquetes, las recaídas, la degradación de los seres humanos? ¿Es bueno o malo? ¿No hay ningún impacto positivo? De hecho, este libro es descubrir los hechos reales para santificar el dinero no es malo o bueno en sí mismo es el uso que se hace de ella es mala. El dinero no ha hecho nada malo, ya que contribuye a la sostenibilidad de todas y todos, y es visto como un patrimonio económico a lo largo de la vida terrenal. Es un medio de intercambio y una energía simple que permite apreciar y vivir la producción de la otra y que incluso nos recompensa por los servicios prestados por terceros... y ¿qué pasa con su papel...? ¿Qué hay de su importancia? Por lo tanto, una basílica y la abadía llena de cúmulos...

Extracto:

...La mayoría de personas en el mundo son seguidores y observadores, títeres o marionetas reales que residen en la buena fe de los demás en contra de su voluntad, siguen el ejemplo de los demás irresistiblemente, imaginando que no pueden pensar, ver o de lo contrario no saben que el choque de ideas trae la luz. Ellos sacrifican su sagrado derecho a ser diferente de la otra y que su podría ser una fuente de ideas innovadoras grandes cambios. Siempre se acomodan bien conformista o convencionalista ya que todo lo acepta y se compromete a ser cierto aquí abajo lo hace se acuerda por convenio, por protocolo, el compromiso o el fracaso para hacer diferente de otros programas de cumplimiento.
La verdad es relativa, proporcionadas y no hay verdad absoluta, soberana, hegemónica, dictatorial y tiránica y des-pótica. Esto es un ab-surdo, un disparate, una tontería, una estupidez y necedad de decir que tenemos la verdad, pero de preferencia se encuentra una verdad, ya que hay muchas verdades en este cielo azul. Y lo que es verdad o parece verdad para uno no es necesariamente cierto para el otro y viceversa... Y lo que es o se considera que es cierto hoy en día puede haber revelado archí-mal mañana...
Sin embargo, en este mundo repleto, lleno de hipocresía y de maldad, así que muchas cosas todavía ambigüedad para hablar y describir. El sexo, el amor, el dinero, no son gratis, pero son especies tabú, quintaesencia, sabores de la vida y la exis-tencia. En nues-tra civilización, nuestra cultura o nuestra sociedad contem-poránea, el dinero es una ambigüedad, una cosa sucia vamos a hablar de ello. A menudo se suele decir "el dinero no compra la felicidad." El dinero es una maldición, como una religión mal necesario es. El dinero no compra la felicidad, sí, pero hace que la cómoda miseria. "Donde está tu tesoro está tu corazón." "Cuando naces en un rollo, no puede tener su pastel y comérselo también." "El dinero no crece en las rocas." "El dinero es el diablo." El dinero es la sangre'. Todos estos clichés, estas trivialidades, estos estereotipos, los estereotipos sobre el dinero pueden tener una consecuencia psicológica inconsciente muchas veces nos quita el dinero y evitar su manifestación en nuestras vidas. El que válidamente puede discutir, más noblemen-te dice: "El dinero es una energía simp-le, un medio de intercambio." Pero sin embargo, el uso incorrecto de la misma puede causar mucho daño a la sociedad, si cuando tenemos, llévelo a un ídolo y que nosotros queremos compartir con los demás y hacer el bien con ella como la creación de realizar una labor social y de obras para el bienestar de los des-poseídos. Quien posee gran riqueza debería dedicar Gran parte de hacer el bien, esto es lo que debe enseñar a la gente que conquistaron mucho dinero honestamente a través de los frutos de su trabajo: Ves que no es el dinero lo que es malo es el uso que, de hecho, al igual que la religión puede hacer mucho daño por mal uso del mismo. En verdad, la religión como el dinero, por supuesto, un mal necesario, pero sin religión el mundo sería un feroz sin dejar de lado el daño importante a la misma el mundo. Somos conscientes de que la mayoría de los derramamientos de sangre que han inundado el planeta entero tuvo la principal causa del fanatismo religioso.
Al igual que el dinero puede ser responsab-le presuntuosamente bastantes males. Pero esto no quiere decir que sea malo en sí mismo, sino que lo utiliza preferentemente hecho de ella. En lugar de hablar de un montón de dinero y no debería aprender la gente para ganar dinero honestamente por los frutos de su trabajo. El dinero es la recompensa por el trabajo duro. Más bien, es mejor pelear la codicia, la avaricia, pero no el valor del dinero. Antes de la inven-ción de las monedas y billetes de papel, una vez que las personas utilizan el comercio o intercambio de comerciar con ellos. No fue sino hasta el siglo 17 que se inventaron las monedas y billetes de banco. Si el dinero es un mal, el trueque no era tanto antes de su invención?
Sin embargo, a pesar de todos estos malos discursos sobre el dinero, es enfático precisamente el dios de este mundo, por encima de todo. Nadie puede ignorar, incluso si él mismo es abierto a ser hipócrita, insidiosa a uno mismo. Esto es lo que todo el mundo, sin duda, buscar inevitablemente si usted es religioso o no religioso, nadie está exento. Usted ve, vamos a la escuela, una estudiante brillante, acumula muchos diplomas por qué? Para encontrar un mejor trabajo y por nosotros para pagar más dinero de la recompensa para nosotros para cumplir con las exigencias de la vida telúrica. Muchas personas son muy ajustados con el fin de ahorrar un poco más de dinero para los presupuestos de seguridad financiera y económica, que hace la vida un poco más soportable y admisible. Otros crean emp-resas por qué? Para aumentar su poder adquisitivo y acumular una gran cantidad de dinero como ganancia, lo que les permite vivir en el lujo, en la opulencia en la abundancia y el sabor de la miel de la vida. Lo que es peor es que no son tan rígidos, resistentes y economistas a sí mismos, a fuerza de tratar de acumular dinero, parece que tenían un pacto con el dinero diciendo que si no mueren, viven para siempre, para que no le dan el primer lugar en sus vidas. Su mantra, el mantra diario es aumentar su capital y la riqueza.
Nos guste o no? Si usted es cristiano o no? Si usted es un hipócrita y de dinero, que es y sigue siendo el centro de nuestras vidas y que se imponen y causó sin duda. El que se atreve a decir que él puede vivir sin dinero, incluso un día en su vida es un astuto, entregó a la otra, verso insidioso. El dinero es y sigue siendo el más poderoso dios de este mundo. Se puede hacer casi cualquier cosa y deshacer casi todo! Para la ropa, tenemos que darle de comer se necesita para obtener una casa, un coche, un avión, para construir una casa, casarse, viajar, desarrollo de nuestra compañía para tratar y lidiar con el mundo, para hacer una vida respetable a los ojos de los demás es probable que las necesidades, todas las cosas de este mundo pasan a través del dinero, mueve todas las cosas en este tierra. El dinero es el gemelo del mundo es esencial. No es materialista, pero no es tan hipócrita tratando de hacer realidad vivible. No aislados de la realidad. Es esencialmente pragmática y realista y verismo. El que es hipócrita consigo mismo o también para el verdadero Dios del universo también. Pero es mucho más molesto y vergonzoso ser hipócrita hacia uno mismo...
Todos los grandes descub-rimientos, logros que han surgido en el mundo, la nueva tecnología de la infor-mación, varios aparatos fueron el blanco y el objetivo para el dinero. Castillos, catedrales y templos fueron el resultado de dinero. Muchas personas hipócritas religiosos especialmente fervorosos, bribones y pícaros son cosas contra la promotora de este mundo, dicien-do: ¿Vas a salir del mundo ya las cosas del mundo son obra del diablo. Ellos dicen todas estas invenciones, estos logros, y las cosas que están en el mundo del diablo: por ejemplo, aparatos electrónicos múltip-les (teléfonos móviles, ordenadores, tabletas), los coches maravillosos, aviones y aviones, etc. Sin embargo, cada día estas mismas personas siguen utilizando estas cosas, los mejores aparatos electrónicos, los mejores coches, los mejores castillos en manos de los famosos hipócritas. Se utilizan todos los días para sob-revivir. Puede el alimento un segundo de su vida sin dinero, celulares, automóviles y otros? Nadie puede tener la suerte. Que vivimos en el mundo con estos aparatos o que no vemos estas cosas son esenciales. Usted puede pasar un día meses, años sin rezar a Dios sin necesidad de leer la Biblia (que es un legado, una herencia mitológica transmitida de generación en generación por la tradición y la fe), pero nunca se puede pasar un día sin dinero. Es que Dios no es necesario, ya que se afirma que es hacernos creer, pero es dinero que se necesita, y para esto y para toda la vida en la tierra. No está fuera de la realidad: una visión realista y sincera... Incluso religión subsiste en dinero. Cupones de todos los impuestos, donaciones, ofrendas, los diez-mos y la iglesia cerró sus puertas mecánica y visceral.
Usted ve que muchos estadounidenses entienden su importancia y lo que es el dinero en sus vidas, es por eso que aparecen en su divisa: "EN DIOS CONFIAMOS", lo que significa que el dinero es su Dios y que es el dinero que ellos creen. Ellos pueden matar por su dinero, ya que se aferran tan. Asimismo, deberán indicar: "El tiempo es MONE Y" que significa: "El tiempo es dinero", dicen que no pierden el tiempo para ganar dinero... tienen bien o mal? Pueden estar mejor informados que otros...
Nuestras evaluaciones huecos o Mac-hinales, el dinero que se puede amasar y fresado. No entendemos por qué desde luego no llega a poner en boga que tomamos la administración de nuestro dinero? Estas son nuestras creencias, estereotipos, los estereotipos, los prejuicios, lo que pensamos y se imaginan que nos motivas, gobernar y conducir nosotros desde el punto de vista psicológico. Si dentro de nosotros, que pensamos, deducir, especular y encarnar ese dinero es malo, terrible, terrible, horrib-le, de lo contrario no se puede recoger, recopilar más daño que disímiles, no des-cubrimos el propósito, intención real de ejecutar, cumplir, las medidas que sabemos que es necesario. Así que el dinero es malo? El dinero está ahí ningún impacto?
El dinero es irremplazable?
Este es un hecho incontrovertible, irrefutable, demostrada, el dinero se utiliza para pagar nues-tras cuentas, nuestros equipos, nuestra casa, nuestros hijos escolares, que rinden homenaje a ellos, el terapeuta para mimarse ... En nuestra sociedad o en nues-tra cultura y la tradición contemporánea, somos totalmente interdependientes. Lo que logramos misiones, necesitamos otra, nos gusta el trabajo de miles de personas. Cuando encendemos la luz, la com-putadora, cuando vuela, cuando se toma el coche, cuando se bebe un vaso, etc... Nos gusta el trabajo de los que crean y se construyen el coche, los aviones, la com-putadora, chimeneas, vidrio, bebida, mesa, luz.
El dinero que ganamos depende direc-tamente de los beneficios que ofrecemos, la calidad del ser-vicio y su rareza (es decir, difícil de reemplazar usted). En el camino, si quieres ganar más dinero, puedes jugar inevitablemente en estos tres fac-tores. Con el dinero que ganamos, podemos explotar la producción y otros beneficios en relación con los que transmitimos. Esta obligatoria permutación, sólo el dinero es totalmente comercializable, sea cual, sea el ámbito o en contra de los que queremos apoyar a nuestro intercambio de activos, la fortuna inesperada. El dinero se ha conver-tido en todo francamente y, por supuesto, esencial e importante. Es como un monumento, un ambulatorio, una basílica saturado lleno de nubes cúmulos...
Es verdades, veracitas, autenticaciones, la sinceridad, franquicias y probidad intelectual que son esenciales a tener en cuenta si se quiere llegar a ser rico psicológicamente, mentalmente y físicamente. Al igual que el hecho de que ya somos ricos. Es rico en comparación con el resto del mundo, con una clara visión más amplia de la realidad vivible. Todos nosotros, tal vez los que lean este libro tenemos una casa, un coche, lo que cálido, se mordisquear el apetito, un asiento para que el sueño y el descanso... lo que una multitud de personas el mundo no disfrutan...
Avis des lecteurs

Aucun avis n'a été publié pour le moment.

Donnez votre avis
El Dinero: Catedral de Nubes
El Dinero: Catedral de Nubes